Geometría Sagrada

La Conciencia Ascendida tiene el poder de elevar a los aspectos/partes debilitadas. Cuando los Seres enfocados en la Ascensión/Evolución se unen los milagros ocurren. La evolución no depende tanto de la cantidad sino de la pureza de elección. La predisposición absoluta de los elementos/partes involucradas cataliza la transformación. Eso produce una fuerza que eleva a la humanidad a un nuevo nivel de conciencia. No es un proceso lineal, mucho menos uno conducido por estrategias egóicas (basadas en el miedo y el control). Requiere de la combinación perfecta del Amor Divino y de la Voluntad Divina unificados en un mismo flujo de energía.

Las personas subestiman el poder del amor. Cuando emitimos un mensaje directamente desde el centro de nuestro corazón, lleno de pasión, pureza e integridad, la magia se produce. Es la manera más profunda y transmutadora para tocar la vida de alguien. Esa transmisión de energía definitivamente altera la percepción limitante y corta los hábitos de distracción/desconexión. Esa conexión basada en el corazón desmantela las líneas de tiempo inorgánicas y abre nuevas vías, nuevas oportunidades, un destino milagroso.

Cuando compartimos nuestra verdad sin miedo, sin retraernos y sin juzgarla nos volvemos poderosos. Al no esconderla, nuestra esencia divina puede expresarse libremente y de manera arrolladora.

Llegó el momento para que nuestros aspectos ocultos se revelen y se expongan. No podemos seguir escondiéndonos y pretendiendo que somos algo separado de lo Divino. No podemos seguir jugando el juego humano e identificándonos con nuestros roles limitados. Nuestra grandeza está lista para aflorar; necesitamos abrir el portal que libera esa Luz sin límites, sin condiciones, sin máscaras.

En general nos pasamos la vida empujando para que las cosas sucedan. Revertí el flujo de energía. Abrite a recibir, enfocate en los milagros y en la abundancia inesperada, en los regalos y en los resultados mágicos. ¡La vida es asombrosa! Tené un cita con tu destino más elevado. Emaná tu Luz y preparate para magnetizar realidades extraordinarias. Permití que tu campo de energía completo vibre en frecuencias divinas. No te conformes con ninguna otra opción (intermedia).

La geometría sagrada tiene que ver con la configuración de nuestro campo de energía. Podés observar como cada parte/partícula sagrada está desplegada y distribuida y hacer cambios intencionales para restaurar el Orden Divino. Es como un puzzle energético que podés contemplar, (re)organizar y realzar. La geometría sagrada delinea realidades. Es la manera más fácil y directa de saltar líneas de tiempo, elegir tu trayectoria más elevada y mantener tu orden interno y bienestar general.

La Nueva Tierra acentúa tu Maestría. Es un estado ascendido de existencia que no conoce necesidad, dependencia o carencia. La Nueva Tierra es abundancia, dicha, comunidad, amor, sabiduría, fluidez y respeto. Es la expresión/materialización de una Humanidad madura y trascendida. Es el despliegue de realidades y cualidades divinas. Es la supremacía de la conciencia. Es un Universo de magia y milagros, de energía materializando nuevas oportunidades delante de nuestros ojos.

La facilidad para saltar líneas de tiempo, comunicarnos con un lenguaje universal y vivir en un estado de unidad son tan solo algunos de los regalos de La Nueva Tierra. ¿Estás listo para experimentar realidades extraordinarias?

Realidades Divinas

La tecnología que necesitamos para materializar realidades físicas está codificada dentro de nuestro cuerpo físico. Todo lo que vemos afuera responde a un Código que portamos en nuestro interior. A medida que liberamos esa información podemos materializar resultados específicos.

La mayoría de las personas diseña su vida de manera egóica y siguiendo líneas de tiempo basadas en el miedo, la estrategia y el control. Parecen exitosas, pero sus elecciones las conducen a un callejón sin salida. Para materializar realidades intencionalmente, de manera Maestra, necesitamos unirnos al flujo divino.

No se trata de lograr algo a cualquier costo y tener éxito desconectado de nuestros valores, dones esenciales y propósito sino de dedicar nuestra vida al servicio de la Trayectoria Divina.

Nuestra autorrealización no implica tener éxito en sí mismo sino en plantearnos en qué queremos tener éxito. Nuestra visión más elevada determina nuestra extistencia. Si nos enfocamos en la Luz, todo va a ser iluminado.

Las Realidades Divinas no admiten estrategias y visiones limitadas. Se materializan directamente desde el corazón, desde un lugar de pureza e integridad y no de manipulación y control. Se basan en la confianza en nuestras propias capacidades y no en la dependencia de factores externos. Necesitamos integrar completamente nuestra Identidad Divina para abrir la Línea de Tiempo Dorada. Requiere de nuestra plena fe en la guía de nuestra conciencia y en nuestro poder interior. Una vez que integramos estos aspectos divinos, nos convertimos en ellos. Lo que somos, proyectamos y magnetizamos. Por lo tanto, la única manera de experimentar magia y milagros es sintonizar con esas frecuencias para que nuestro campo de energía emita y atraiga esas realidades.

Un diseñador y arquitecto de vida Maestro solo cuenta con herramientas internas de construcción y sabe como transferir ese material energético al plano físico. Necesitamos activar esos códigos internos y abrirnos a esa conciencia. Tenemos que estar dispuestos a materializar lo que queremos de maneras nuevas, dejar ir los viejos métodos y aceptar la nueva Tecnología de Luz.

Tomate algún momento diario para activar y descifrar estos códigos/paquetes de energía y animate a explorar el Nuevo Paradigma Divino. No temas a las nuevas formas, son un regalo; te facilitan la precipitación de las realidades que querés materializar y la posibilidad de hacerlo con gracia y liviandad. La energía responde a quien la contiene. Si encendés tu vehículo divino, tu frecuencia va a alinear toda tu realidad para que alcance estados elevados del Ser. Simplemente aceptá estas frecuencias luminosas y permití que se despliegue to Destino Divino.

Restauración Divina

Restaurar/Sanar significa hacer que algo esté completo en sí mismo. En otras palabras, la salud es una expresión de la Conciencia Unificada. Cuando percibimos enfermedad o mal-estar, hay separación/desconexión de la Divinidad. Es un aspecto que pide ser reunificado con el Amor Universal. 

Las frecuencias de restauración divina transmiten Códigos de Luz Pura (Amor). No responden a métodos específicos sino que fluyen con más facilidad cuando las liberamos de manera natural.

Esta es la razón por la cual el arte de la restauración energética no puede ser enseñado o comprendido (mentalmente); cada Ser necesita descubrir su manera exclusiva de conectarse con él y de abrir sus canales internos. Requiere de la confianza absoluta en nuestro poder energético y en cómo proyectarlo para activar esta posibilidad en el campo de energía de otras personas.

Necesitamos soltar las fuentes externas de restauración porque anulan la propia. Tenemos que desprendernos de linajes, tradiciones, consensos y técnicas. ¿Cómo podemos ejercitar nuestra propia forma de restauración si estamos constantemente enfocados en la de otros? Necesitamos tomarnos el tiempo para comprender nuestro canal, el funcionamiento de nuestro vehículo físico-energético y nuestras capacidades innatas. Sin embargo, muchas veces nos aburrimos y nos distraemos. No priorizamos la introspección y el tiempo invertido en el auto-descubrimiento. ¿De qué otra manera podemos encontrar lo que estamos buscando?

No existe una fórmula universal porque eso no respetaría nuestra individualidad. Cada uno de nosotros está llamado a contribuir su Sello de Luz. Lo que compartimos no es para ser imitado sino para iluminar nuevas posibilidades para la humanidad.

Fuimos entrenados para creer en fórmulas masivas y en estilos de vida estandarizados; el secreto es encontrar nuestra forma única y confiar en esa expresión/preferencia. Cada Ser Iluminado es un testimonio vivo que confirma que podemos materializar realidades divinas y vivir en gracia plena. Ningún Maestro (faro de luz) es responsable de tu destino; solo tiene el propósito de recordarte tus posibilidades más elevadas. Depende de vos priorizarlas y elegir experimentarlas.

Conectate profundamente para acceder y activar tus propios Códigos de Restauración. Liberá esa energía y dejá que guíe tus decisiones. Abrí tus portales internos y dejá que la energía fluya libremente. Encontrá el silencio en la quietud y dejá que se despierte tu ADN Divino y que La Nueva Tierra se revele con claridad.

Maestría Divina

La guerra, el conflicto y la desarmonía son expresiones de la separación con la Fuente Divina. Nadie se dañaría a sí mismo; la única manera de atacar a alguien es viéndolo como algo separado de/diferente a  nosotros.

La Conciencia Unificada naturalmente reúne a todas las partes; llega a un nuevo entendimiento, reacomoda el campo de energía individual y colectivo para que cada parte sea magnetizada e iluminada.

La Unidad tiene que ser nuestro foco si queremos que la paz prevalezca. Necesitamos disolver la violencia interna y las proyecciones constantes para poder contemplar la verdad más elevada. Solamente nuestra Perspectiva Divina puede transmutar una realidad dolorosa en una extraordinaria. Debemos dejar ir el horror/terror que nos habita en forma de memorias, historias, recuerdos y visiones resignadas. Cuando hacemos espacio interno nuestra vibración se eleva, ascendemos, y despertamos a un estado de paz. Cuando activamos nuestro cuerpo físico-energético con estas frecuencias pacíficas, cada célula, órgano y tejido se puede alinear con este estado de armonía general.

Nuestra vibración determina la realidad física que vemos y experimentamos. Necesitamos elegir el Amor y comprometernos con el surgimiento de La Nueva Tierra: un estado ascendido que se habilita en nuestro interior cuando lo elegimos completamente. Nace del más puro amor por la Luz.

Un Maestro tiene un campo de energía amoroso. Su único foco es la unidad y la com-unidad. El Amor Divino tiene una gran fuerza magnética y cuanto más se amplifica, más abundancia materializa. Por lo tanto, si querés abrirte a experimentar una realidad divina, volvete más magnético. Dejá que el amor se expanda sin límites.

ADN Divino

Tu ADN responde al amor. Tus Códigos Divinos se activan cuando son expuestos a altas frecuencias de Luz. Las realidades divinas son fáciles de experimentar pero desafiantes para acceder. Requieren nuestra completa integridad y pureza de corazón. Nuestro cuerpo físico generalmente necesita de un profundo detox de viejas programaciones y hábitos condicionados. El amor necesita apoderarse de nosotros ya que eleva realidades instantáneamente.

La mayoría de las personas asocia al amor con el romanticismo, pero el Amor Divino es una frecuencia que transporta Códigos Humanitarios. Despierta nuestra pasión por contribuir nuestra energía para la elevación de todos los Seres.

Cuando nuestros Cuerpos de Luz están completamente activados nos convertimos en reflectores de Luz. El propósito de esta emanación divina es iluminar a la humanidad y reestablecer el Amor Universal. El amor es una fuerza expansiva; comparte, inspira, contribuye y se multiplica infinitamente. Está enfocado en la Unidad.

Tu Ser Divino eleva la Conciencia Colectiva. Un Ser Iluminado es asombrosamente poderoso y tiene la habilidad de transumtar el miedo planetario. La transformación global requiere de relativamente pocos Seres enfocados en un mismo Destino Universal. El poder de la Luz es extraordinario.

Asumí tus Roles Divinos y honrá tu camino. Dejá que las otras piezas/partes encuentren su lugar dentro del Gran Orden Universal. No te preocupes por quienes aparentemente no están participando activamente en este Cambio Evolutivo. El Plan Universal es perfecto y estamos cumpliendo con los plazos acordados. Todo tiene un propósito perfecto y está sirviendo en esta transición hacia la Unidad de Conciencia.

Todos los fractales se mueven al unísono. Sin embargo, muchos acordarían que la separación/dualidad parece gobernar al mundo. ¿Si esta versión fuese solo un espejismo? ¿Qué sucedería si te dijera que un velo muy delgado aun distorsiona la realidad a la que accedés a diario? ¿Qué tal si La Nueva Tierra ya estuvise aquí y solo necesitaras abrir tus ojos completamente para aceptar esta realidad?

email icon     Suscribite y recibí en tu email todas nuestras novedades.

Encuentro.pro ©. El sitio utiliza Cookies, por lo cual si continúa navegando entendemos que acepta el uso de las mismas. NOTA IMPORTANTE SOBRE EL CARÁCTER DE NUESTRAS PUBLICACIONES: La información en este sitio no pretende ni implica ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico o psicológico. Todo el contenido, incluido textos, gráficos, imágenes e información, disponible a través de este sitio web es solo para fines de información general. Todo el contenido es para uso particular prohibiéndose su reproducción total o parcial sin la correspondiente autorización.

Nordelta, Tigre, Buenos Aires, República Argentina y Bahía Cosón, Samaná, República Dominicana.

 
 

abundancia cuantica